ADOLESCENTES Y ENTORNO FAMILIAR

Publicado en por SERVICIOS PARA EL DESARROLLO INTEGRAL HUMANO

Conflictos en la familia, atmósfera familiar y estilos de paternidad

 

A pesar del origen étnico, el nivel de discordia en la familia parece relacionarse en primera instancia con la personalidad de los adolescentes y el tratamiento que les dan sus padres. Estos factores pueden explicar por qué los desacuerdos en algunas familias tienden a disiparse, mientras que en otras aumentan hasta convertirse en verdaderas confrontaciones. Las discrepancias son más probables con los padres que ven a su hijo adolescente con características negativas de su personalidad (como un temperamento
irritable, malhumorado o de ansiedad), un historial de problemas de comportamiento y cuando los padres utilizan una disciplina coercitiva  

  Los padres que no se llevan bien entre sí tienden a ser más hostiles con un hijo adolescente y sus hijos tienden a ser más hostiles, ansiosos o depresivos.

  Al observar el ajuste de los jóvenes, se necesita considerar el "ajuste" emocional entre el adolescente y la familia. Las personas jóvenes pueden reaccionar ante una atmósfera familiar negativa distanciándose emocionalmente de los padres, y ésta puede ser una estrategia de adaptación efectiva.

  Si los padres adoptan una actitud para conciliar y no para solapar o agredir al hijo, entonces es probable que el conflicto disminuya, por lo menos que se vuelva de niveles manejables.


 
Efectos de la situación de la vida de los padres

 

En la actualidad muchas  de las madres,  trabajan o estudian  fuera del hogar y, con frecuencia, los adolescentes cuidan de sí mismos al salir de clases.

  ¿Cómo afectan estas situaciones familiares a los adolescentes?

 

Una combinación de factores pueden incidir en ello. El impacto del empleo de la madre, por ejemplo, puede depender de si en casa están los dos padres o solamente uno de ellos. Con frecuencia, una madre soltera debe trabajar para evitar un desastre económico; la manera como su trabajo afecte a sus hijos adolescentes puede depender de la cantidad de tiempo y energía que dedique a los chicos y el tipo de modelo de rol que ella represente. Estos factores, a su vez, pueden recibir la influencia de otros: la clase de trabajo que desempeña, el número de horas que trabaja, el salario que gana y qué tanto le agrada su trabajo.

 

Los adolescentes pueden desear más libertad para controlar sus propias actividades cuando sus madres están fuera de la casa. Sin embargo, con menos supervisión sobre los chicos, éstos son más susceptibles a la presión de sus compañeros.

 

El hecho de no recibir supervisión no representa un aumento significativo en el riesgo de verse envueltos en problemas, en la medida en que los padres sepan en dónde están sus hijos; cuanto menos constantes sean los padres en el control de las actividades de sus hijos y más sea la cantidad de horas que los jóvenes no reciben supervisión, mayor es el riesgo.

 

El estrés producto del trabajo de los padres parece afectar a los chicos al comienzo de su adolescencia de modos distintos, dependiendo de cuál de los padres se halle en la situación de estrés. 

Estructura de la familia. La vida en grupo en un hogar con los dos padres es una ventaja durante la niñez y continúa siéndolo durante la adolescencia, al menos en términos de evitar comportamientos arriesgados. Un análisis de los datos de aproximadamente 22,000 jóvenes entre 12 y 17 años durante 1991, 1992 y 1993[2], encontró que los adolescentes que viven con sus dos padres biológicos o adoptivos tienen menos probabilidad de consumir alcohol, tabaco o drogas ilegales o de presentar problemas relacionados con el consumo de estas sustancias que los jóvenes que viven con familias reconstituidas. Estos resultados siguen siendo válidos cuando los efectos de género, edad, ingresos familiares y raza o etnia están controlados.
 

 

Al evaluar los efectos del divorcio y contar con uno solo de los padres, se necesita observar circunstancias particulares. El divorcio afecta a distintos niños de forma diferente; en ocasiones, puede mejorar la situación al reducir la cantidad de conflictos en el hogar.

 

Aunque los efectos inmediatos de una ruptura matrimonial pueden ser traumáticos, a largo plazo algunos adolescentes pueden beneficiarse de haber aprendido nuevas destrezas para afrontar situaciones, algo que los vuelve más competentes e independientes El apoyo de los padres puede ser más importante que la estructura de la familia.

 

¿Qué deben brindarles los padres a los adolescentes?

Muchas de las disputas entre adolescentes y padres giran en torno de dos preguntas, "cuánto" y "a qué edad": cuánta libertad deben tener los adolescentes para programar sus propias actividades y a qué edad pueden tomar el automóvil familiar. Los padres de los adolescentes deben tener un pensamiento flexible y ser más equitativos con los hijos que cuando tenían menos edad. Deben guardar las proporciones para conceder a los hijos independencia gradual y ayudarlos.

La separación o la independencia emocional temprana de la familia u otros adultos importantes le pueden causar problemas a un adolescente,los cuales se presentan como aislamiento, susceptibilidad a las influencias negativas de los compañeros, abuso de drogas o actividad sexual prematura. No obstante, los padres no  deben tratar de mantener a los hijos alejados de cualquier riesgo. La exploración positiva, que es necesaria al emprender una nueva actividad, conseguir amigos, perfeccionar una habilidad difícil, enfrentar un nuevo desafío o resistir la presión de sus compañeros (y por tanto correr el riesgo de aislarse de los viejos amigos) implica desafíos que ayudan a que la persona crezca.

 

El estilo de paternidad que parece proveer el equilibro adecuado es el democrático, pues ofrece calor humano y aceptación, firmeza con respecto a las reglas, normas y valores, voluntad para escuchar, explicar y negociar, y garantía de autonomía psicológica que estimula a los niños a formar sus propias opinión. Los padres democráticos ejercen control sobre el comportamiento de los hijos, pero no sobre el sentido del "yo”. El calor humano  fomenta el desarrollo de la autoestima y las habilidades sociales; el control del comportamiento de los jóvenes ayuda a moderar sus impulsos y garantiza la autonomía psicológica que contribuye al desarrollo de la responsabilidad y la competencia.

 

Una de las razones para que este enfoque funcione con los adolescentes es que tiene en cuenta el desarrollo cognoscitivo. Al explicar sus razones, los padres admiten que los adolescentes pueden evaluar situaciones de un gran nivel de complejidad. También se ha demostrado que este enfoque conduce a un mayor rendimiento académico, lo cual indica que los padres influyen en el desempeño escolar.

 

El estilo de paternidad autoritario y demasiado estricto puede ser contraproducente, especialmente cuando los niños entran a la adolescencia y necesitan que se les trate más como adultos. Cuando los padres no se ajustan a esta necesidad, sus hijos pueden rechazar la influencia paterna y buscar el apoyo y la aprobación de sus compañeros, a toda costa.

 

La disciplina inductiva, que estimula a los jóvenes a pensar acerca del efecto de sus acciones sobre los demás, promueve el comportamiento altruista. Aparentemente, las técnicas inductivas fortalecen el desarrollo de la empatía, mientras que la aserción  por poder tiende a dirigir la preocupación de los jóvenes hacia sí mismos y lleva menos a un comportamiento pro social.

 

Los padres que expresan su desaprobación son más efectivos para motivar a los jóvenes a comportarse con más responsabilidad que los padres que los castigan con rudeza.

 

Si los padres adoptan una actitud para conciliar y no para solapar o agredir al hijo, entonces es probable que el conflicto disminuya, por lo menos que se vuelva de niveles manejables.

 

 



[1] En PAPALIA, D. Desarrollo Humano, México, McGrawHill. 1996

[2] En la National Household Survey of Drug Abuse

Etiquetado en Escuela para padres

Comentar este post

tratamiento tdah adultos 08/12/2016 01:54

Genial artículo, justo lo que necesitaba encontrar para educar a mi hijo en el entorno correcto, un saludo